Espejito, espejito mágico en la pareddime una cosa, ¿quién es de todas las damas de este reino la más hermosa?

Jacob (1785-1863) y Wilhelm (1786-1859) Grimm. Snow White and the Seven Dwarfs. 1812.

Cómo fabricar un espejo inteligente

Durante el CES de 2016, los prototipos de espejos «inteligentes» se hicieron visibles ―permítaseme el juego de conceptos― para el público. Así, marcas como Samsung o Panasonic presentaron un panel que, además de permitirnos contemplar nuestro reflejo matutino, nos ofrecía información adicional.

El siguiente paso vino de la mano de un ingeniero de Google, Max Braun, quien en un alarde de do it yourself, utilizando un espejo de dos caras, un monitor LED, un panel de control LCD y un Fire TV Stick, construyo un espejo que mostraba la hora y fecha en el lado derecho; la temperatura y su predicción para las siguientes 24 horas sobre el izquierdo; mientras que en la parte más baja aparecían las noticias.

La evolución de los computadores low cost de placa única, Raspberry Pi, contribuyó a facilitar la construcción y mejorar la eficacia de estos gadgets. Siguiendo esta estela, nuestro redactor jefe, Ángel Igareta, se embarcó durante los últimos 6 meses en lo que él mismo define como «el proyecto más grande que JAMÁS he hecho en el canal»; tras haberse documentado con el equipo de ingenieros californiano de Hacker Shack, expertos en bricolaje sobre robótica y software.

Lo relevante y ambicioso del empeño de Igareta es que, a diferencia de otros proyectos de Smart Mirror, decidió dar una vuelta de tuerca más al hardware y elaborar un espejo… sin marcos.

Y, ahora, para que todos podáis hacer el vuestro propio con el que manteneros informados mientras os acicaláis, seguid las instrucciones que desde el canal y estas páginas os proporcionamos.

Parte 1. Materiales

1- Madera para el marco: Listones de madera de abeto de base 27 x 44mm, buscando el equilibrio entre ligereza y robustez y con un mínimo de 2 metros de largo.

2- Pantalla o Televisión: La calidad no es relevante, no es precisa una resolución Full HD. En este caso, lo más importante es el espesor, para que el Smart Mirror no quede demasiado grueso. De hecho, es recomendable desmontarla para ver hasta dónde se puede reducir. En nuestro caso, tras retirar el plástico de detrás y la cubierta de metal, se quedó en 36 mm, por la parte de la placa, y 14 mm en los laterales.

3- 4 esquineros para sostener el panel. Fueron diseñados en 3D para que quedase fijo en el marco. Como en el proyecto del canal se pensó en una pantalla de 14 milímetros de grosor. El link de la figura 3D está subido en thingiverse. También la parte inferior es más fina que la superior, para que esté más cerca del espejo y no se deforme la imagen. Agradecemos a Robo la cesión de la impresora 3D

4- 8 tornillos de alrededor de 5 cm de largo.

5- Cinta extra fuerte

6- Tiras de Velcro

7- Micrófono USB. Disponible por (1,50€)

7- Contrachapado de madera.

8- Two-Way Mirror: se trata de la parte del material más difícil de conseguir. Básicamente consiste en un espejo que a la misma vez que nos vemos reflejados, puede pasar la luz a través de él y, por tanto, se pueden ver gráficos de una pantalla situada detrás. Nuestro redactor jefe tuvo que adquirirlo en amazon.com, EE.UU. El espejo escogido corresponde a 18 x 24’’ de grosor 1 mm; el link de la página de compra se encuentra en la descripción del vídeo.

Parte 2. Hardware

1.-El primer paso será preparar el marco. Para ello, se debe unir cada listón de 561 mm con otro de 368 mm, de la manera en que podéis apreciar en el vídeo y las imágenes adjuntas. A continuación, se pegan con cola manteniéndolos fijos durante el secado mediante abrazaderas regulables. A fin de que no se quede pegado a la mesa de trabajo, es recomendable poner papel de periódico o algo similar por debajo. Hay que esperar el secado completo.

2.-Hueco para cables: Una vez construido el marco y seca la cola, quedaría hacer un hueco para pasar los cables en el listón del extremo inferior del marco

3.-El siguiente paso es montar la Raspberry pi en la placa de la pantalla. Lo primero es elegir el sitio donde queremos que vaya y, a continuación, disponer una base de cartón pluma o normal para que no haga contacto con la placa. Esta base se adhiere a la Raspberry con cinta aislante y listo. A continuación, se conectan los cables en sus lugares correspondientes, cuidando que queden ordenados para que puedan salir por el hueco realizado en el marco.

 

4.-Televisión: para montar el panel de nuestra televisión, es preciso introducirlo entre los marcos alojando cada esquina en las piezas modeladas ad hoc con la impresora 3D; todo en la base y los 4 lados al mismo tiempo. A continuación, se fijan los tornillos de cada esquinero en la madera ¡et voila!

5.-Espejo: constituye el paso más complicado del hardware, ya que, si el pegado se realiza de forma incorrecta, se verá la imagen deformada, pues quedará un mínimo de curva en el mismo. En éste proyecto se usó cinta extrafuerte y, desafortunadamente, al no estar suficientemente plano, la imagen se ve un poco deformada. Es recomendable colocar tiras de cinta extrafuerte en lugar de fragmentos.

6.-Parte trasera: se cortar e contrachapado adecuándolo al tamaño del marco (basta con un cúter), y se fija con las cintas de velcro, lo que permite abrir la tapa de forma cómoda.

Parte 3. Software

1.-Lo primero es instalar el sistema operativo de la Raspberry, conocido como Raspbian. Para ello, se descarga el paquete NOOBS de la página oficial (como siempre, el link en la descripción del vídeo). Se precisa formatear una tarjeta SD con una capacidad mínima de 8 Gb, en formato FAT32. Ahí es donde extraemos el contenido del paquete.

2.-A continuación, introducimos la tarjeta en la Pi, seleccionamos Raspbian e install para que se instale.

Configuración de la Raspberry pi.

a.-Para que vaya más rápido con electron, la tecnología que usaremos, cambiamos el driver a OPENGL: sudo raspiconfig

b.-Se fuerza al audio a salir por el Jack de 3.5 mm o por HDMI, dependiendo de las preferencias de cada uno.

c.-Instalamos unclutter para auto ocultar el puntero del ratón

sudo apt-get install unclutter

nano ~/.config/lxsession/LXDE-pi/autostart

@unclutter -display :0 -idle 3 -root –noevents

d.-Para que nos permita la rotación a la izquierda (o a la derecha)

@xrandr –output HDMI-1 –rotate left (right, según lo que corresponda)

e.-Si queremos usar VNC para controlar la Pi de manera remota podéis ver un tutorial en éste vídeo

https://www.youtube.com/watch?v=3TTrIHfGWWg

Se reinicia para que se apliquen los cambios

sudo reboot

1.-Para el software del Smart Mirror hemos usado el proyecto de GitHub: https://github.com/evancohen/smart-mirror, dado que se trata de la plataforma de código abierto más fácil de instalar para los Smart Mirror, solucionando muchos problemas como la elección del micrófono gracias a un menú de configuración remoto.

2.-Instalamos Smart Mirror con el comando:

curl -sL https://raw.githubusercontent.com/evancohen/smart-mirror/master/scripts/pi-install.sh | bash

Mientras se instala, es preciso seguir el minitutorial para conseguir la API de Google Cloud Speech.

Nos vamos a Google Cloud Platform y creamos un nuevo proyecto (o lo seleccionamos en caso de que ya haya sido creado con anterioridad)

en el menú de navegación, a la izquierda, seleccionamos APIS y servicios

Una vez habilitada la Cloud Speech app nos va a solicitar facturación ya que no es gratuita pero, gracias a Google Cloud Platform nos ofrece un año de gratuidad.

Por último se hace click en credenciales de apis y servicios, crear credenciales y clave de cuenta de servicio. En esta pondríamos Json y crear.

Para poder ejecutar el Json se introduce cd en el Smart Mirror para colocarnos en el directorio y teclear npm start, que abre el Smart Mirror.

Para configurarlo introducimos en el navegador la dirección que aparece arriba o, en su caso, un código QR. De esta manera, disponemos de varias opciones para personalizar el gadget. Podéis ver información detallada en la página oficial.

A partir de aquí podéis seguir los resultados en el vídeo del canal de FTN que ha realizado nuestro «Da Vinci» particular, Ángel Igareta.

No me he atrevido a preguntarle al espejo quién era el más bello del reino, más que nada por no sobrecargar el sistema con tantos resultados; ni tampoco sé si, en caso de accidente, se quiebra cuántos años de mala suerte puede acarrear. La tradición dice que, un espejo normal son 7 años. En uno inteligente y sin marcos…mejor que disfrutéis del savoir faire de Igareta e intentéis hacerlo vosotros.

Si no quieres perderte ninguna novedad, únete a nuestro canal de Telegram: https://t.me/feelingthenet