Corría el año 1938 cuando dos estudiantes de la Universidad de Stanford, William «Bill» Hewlett y David Packard recibían un préstamo del decano del Departamento de Ingeniería, Frederick Terman, uno de los «padres» de Silicon Valley. Esos 500 dólares, destinados al desarrollo del proyecto empresarial de ambos jóvenes, y el asesoramiento del mítico profesor constituyeron no sólo el punto de partida del que, sin duda es, hoy, uno de los gigantes tecnológicos mundiales, HP; sino el de la figura que, en economía, se conoce como «business angel», el ángel de los negocios.

Han transcurrido 80 años; ocho décadas prodigiosas en lo que a avances científicos y mejora de la calidad de vida ―en general― se refiere, y no deberíamos relegar a una simple mención a pie de página a pioneros como Terman, Hewlett, Packard, Shockley y otros. Visionarios audaces que han hecho posible esos «milagros» técnicos de los que disfrutamos, cotidianamente, en nuestros teléfonos, ordenadores, televisiones o electrodomésticos; muchas veces su trabajo fue realizado casi de manera artesanal y en condiciones poco favorables para el emprendimiento.

Basta recordar (y esto no es leyenda urbana) los inicios de HP. En 1939 su «sede» se ubicaba en un garaje de la avenida Addison, en la localidad californiana de Palo Alto al norte de Silicon Valley. La señora Spencer, propietaria de la casa, alquiló la planta baja a David Packard y su esposa, un cobertizo a Bill Hewlett, y el garaje a ambos para que trabajaran. El primer producto de Hewlett-Packard, fue un oscilador de baja frecuencia, el 200A y su primer comprador, los estudios Disney, lo usaron para su película Fantasía.

HP EliteBook
Hewlett y Packard trabajando en su garaje

En 1939 facturó 5.369 dólares; al año siguiente 34.396 dólares. En 2006 se convirtió en la compañía de informática más grande del mundo, desplazando al segundo puesto a IBM.

Estado actual del garaje. Primera sede de HP

Hoy, el garaje, que se mantiene con un aspecto muy similar al que tenía en 1939, es propiedad de HP, quien lo adquirió en 2000.

Una «pequeña» joya

Seguro que recordáis que, no ha mucho, los gurús de la tecnología pronosticaban la «muerte» del portátil en el corto plazo; óbito coetáneo al auge de las tabletas. Aquella fiebre, afortunadamente, no era la manifestación de una enfermedad terminal; tan sólo un severo resfriado que ofreció, a las empresas que seguían apostando por el ordenador como Gold Standard de la productividad o el gaming, una ocasión para reinventarse.

De aquellos tiempos inciertos, los fabricantes extrajeron la fórmula que nos permite, hoy, tener equipos versátiles (híbridos de tablet y portátil) con un tamaño más que contenido de pantalla, batería solvente y manteniendo ―sin merma de calidad― un diseño extraordinariamente ligero.

 

Os traemos en esta ocasión, el revisado de uno de estos equipos; una «pequeña» joya orientada al terreno profesional. Se trata del convertible ELITEBOOK X360 1020 G2.

Diseño

El EliteBook hereda la calidad de construcción en monocasco de aluminio ―con un corte de diamante― de los Spectre x360; calidad considerada una de las mejores del mundo de los convertibles. Su diseño ultraligero ha superado con éxito las pruebas estándares militares norteamericanas 810G (MIL-STD), específicas para medir el nivel de rendimiento de tabletas y portátiles en una serie de ambientes hostiles. La presión sobre la zona de reposo de las muñecas o sobre el centro del teclado es firme; al igual que sobre la zona posterior de la pantalla que actúa como tapa. En este sentido, su rival más directo, la Surface Pro 5 de Microsoft sale perdiendo, especialmente cuando ambos se encuentran sobre una superficie rígida.

Sus dimensiones son de 29 x 20,38 x 1,39 cm., para un peso de 1,13 Kg.

Pantalla

Se trata de un panel IPS FHD táctil de 12,5” protegido con Corning Gorilla Glass 4, un brillo máximo de 700 cd/m2 [nit] y una tasa de refresco de 120 Hz. Es la pantalla más brillante que podemos encontrar. La mayoría de ultrabooks se sitúan en el rango entre 300-500 nit que, si bien es suficiente para el trabajo en un ambiente cerrado, no tienen parangón con la de HP en cuanto a la legibilidad en el exterior.

Una característica interesante es la opción Sure View [tecla f2], un panel propietario que se integra encima del IPS. El uso de esta tecnología permite al usuario esquivar las miradas indiscretas ajustando el ángulo de visión de la pantalla. Sin embargo, al actuar atenuando los colores, contraste y brillo (desciende hasta unos 340 nit) se aconseja su uso con aplicaciones de ofimática, en las que el color no es tan importante a la hora de visualizar el contenido.

El conjunto ofrece cinco modos de uso, desde ultraportátil a tablet, gracias a su sistema de bisagras que son sólidas y mantienen al panel en todas las posiciones hasta girar la pantalla 360 grados.

Al margen del modo tablet se puede posicionar en modo tienda para disfrutar mejor el contenido multimedia.

Teclado y Touchpad. Stylus

Usar el teclado del EliteBook es una de las experiencias más agradables a las que te puedes hacer acreedor cuando de trabajar con soluciones business se trata. Dispone de teclas resistentes a salpicaduras, con un recorrido de 1,2 mm, una respuesta táctil más fuerte y un punto de presión más firme que el del resto de competidores. La retroiluminación, con dos niveles de intensidad y un color azulado discreto le otorga, si cabe, un plus de elegancia.

La fila superior alberga combinaciones para llamada de voz, compartir pantallas en Skype y recordatorios. Las teclas de función (fn), bloqueo de mayúsculas, silenciador, micrófono, Sure View, y conexión-desconexión WLAN tienen indicadores LED individuales. Otra muestra del savoir faire de HP, la constituye el hecho de que el tamaño de las teclas «enter» y «shift», quizá las dos más usadas cuando se trabaja con documentos, se haya mantenido como en las de los teclados mecánicos al uso.

Touchpad

Tiene una superficie no texturizada de 10 x 6 cm, lo que lo hace uno de los de más grandes en este tipo de dispositivos, si bien no de los más cómodos que se pueden encontrar. La respuesta es excelente, transmitiendo un movimiento al cursor instantáneo y unas transiciones de velocidad sin saltos. Los gestos integrados en Windows 10, con el uso de dos, tres o cuatro dedos, resultan impecables. De igual manera, las teclas izquierda y derecha integradas para la función del «ratón» tienen un desplazamiento correcto y un feedback satisfactorio.

Stylus

Se ofrece como opción el HP Active Pen (precio en la página oficial de HP, 47 €) que no viene incluido en la unidad de prueba. Hay que decir que dispone de hasta 2.048 puntos de presión según las especificaciones oficiales, se empareja por Bluetooth y utiliza tecnología Wacom.

Procesador y Rendimiento. Almacenamiento interno

El cerebro de nuestro «pequeño» es un i7-7600U; un dual-core para portátiles, basado en la arquitectura Kaby Lake, lanzado en enero de 2017. Integra 2 núcleos con velocidades de reloj de 2,8 a 3,9 GHz (con Turbo Boost). Está equipado con la GPU Intel HD Graphics 620 así como un controlador de memoria de 2 canales (DDR3L-1600/DDR4-2400). Se diseñó en un proceso de 14 nm con transistores FinFET, que mejoran aún más la eficiencia . El rendimiento del sistema resulta rápido como cabría esperar. Aunque las nuevas Core i5-8250U Kaby Lake-R y AMD Ryzen 5 2500U son, fundamentalmente por su mayor número de núcleos, hasta un 60% más rápidas, la materia gris del HP otorga un rendimiento suficiente para el usuario más exigente y que permite ir un paso más allá de la mera productividad que se le supone a un portátil business. El procesador se combina con una memoria RAM de 16 GB LPDDR3 en nuestra unidad.

En Geekbench 4, obtuvo una puntuación de 8.158, más alta que la media (7.888), superando al MacBook (6.853) y al Lenovo ThinkPad X270 (8.068).

En las pruebas de gráficos 3DMark Ice Storm, la puntuación ascendió a 74.340; cifra por encima del promedio pero insuficiente para utilizarlo en edición de vídeo o como equipo gaming. Tampoco es su objetivo, por otra parte.

Cuenta con tecnología vPro. Característica de ultrabooks business y estaciones de trabajo móviles. El hardware vPro se encuentra en la CPU o en el chipset (o en ambos), así como en sus chips de conectividad inalámbrica. Requiere de un criptoprocesador del módulo de plataforma de confianza (TPM) que puede almacenar claves de cifrado para proteger información y conectividad a Internet por cable o inalámbrica.

El uso principal de vPro, hoy, es administrar, diagnosticar y actualizar remotamente un dispositivo.

Almacenamiento

La memoria ROM asciende a 256 GB SSD tipo m.2 PCIe. Incorpora el SSD de Samsung, PM961, que ofrece velocidades de lectura y escritura secuenciales de 3200 MB/s y 1800 MB/s, respectivamente.

Con este formato se consigue un rendimiento mayor al abrir aplicaciones o trabajar con archivos respecto al SSD tradicional.

Batería

La batería interna de 4 celdas de iones de litio es de 49 Wh. En las pruebas realizadas hemos obtenido de 7 a 7,5 horas, de promedio, para la reproducción continua de vídeo, unas 8 horas en navegación web; y realizando un ciclo mixto, navegación y vídeo ocasional, con el brillo al 50%, obtuvimos 7 horas. Cifras que quedan un tanto lejos de la de algunos de sus competidores (Dell Latitude 7.389, 8:59 horas y MacBook, 9:29 horas).

La carga desde un 7% hasta su plena capacidad tarda poco más de 90 minutos con el cargador incluido. Este cargador de 5 Voltios y 3 Amperios, por cierto, también permite llenar rápidamente dispositivos USB C y los móviles que la soportan.

Conectividad

Al igual que sucede en el mundo de los smartphones con el jack de 3,5 mm; entre los fabricantes de ultrabooks se ha puesto de moda la eliminación del USB tipo A a favor del USB C; el EliteBook no es la excepción. Esto lleva a que viajar con dongles para conectar dispositivos USB sea una obligación y, para algunos usuarios, una carga añadida.

EliteBook incluye, por tanto, dos puertos USB C compatibles con Thunderbolt de tipo 3 en el borde derecho; uno de los cuales está destinado a la carga. También hay un puerto HDMI 1.4. En el canto izquierdo destaca una entrada minijack para auriculares y el botón power.

Contamos con chip NFC ubicado en el extremo superior derecho del touchpad.

En cuanto al resto de conexiones inalámbricas, tenemos Wifi tipo ac de doble banda y Bluetooth 4.2.

Seguridad

HP ha mejorado su seguridad tanto en hardware como en software. Al ya comentado panel Sure View y las implementaciones adicionales al i7-7600U, incorpora lector de huella dactilar en el lado derecho del reposamuñecas; y cámara de infrarrojos, adyacente a la frontal de 720p, para el reconocimiento facial que aprovecha la tecnología Windows Hello. Del lado del software, además de la versión Pro de Windows 10 lleva soluciones como Sure Start, SpareKey, Sure Click o una app para conectar el smartphone sin necesidad de cable.

Ruido y Temperatura

Consta de dos ventiladores de escaso diámetro (30 mm). Las «cargas» suaves, como un procesador de textos o el navegador, bastan para ponerlos en marcha. El ruido, no obstante, es muy discreto. Sin embargo, con tareas más pesadas los decibelios se incrementan notablemente sin llegar a ser una molestia.

En inactivo, la parte trasera está un poco más cálida que la frontal debido a la batería y a la distribución de la placa base. Cuando la actividad es fuerte, el punto más caliente se localiza sobre la primera fila de teclas, encima de la ubicación de la CPU.

La temperatura máxima alcanzada, rondó los 42º C. Las teclas y el lugar de apoyo de las muñecas nunca resultaron incómodos de manejar.

Audio

Los altavoces se sitúan en el borde inferior y alejados de la pantalla. Esta «curiosa» posición tiene su razón de ser si nos percatamos de como HP ha elevado ligeramente esa parte; así, no se tapa la salida de audio y además se consigue un efecto rebote que mejora la experiencia sonora.

La calidad del sonido es, sencillamente, inmejorable; desde los graves redondos pasando por las frecuencias medias y agudas claras. Se nota, como no podía ser de otro modo, el trabajo excelente de Bang & Olufsen. El volumen máximo es más fuerte que el de la mayoría de portátiles business y no genera distorsión.

La configuración de audio por defecto es lo suficientemente buena, sin embargo, la aplicación de Bang & Olufsen incorporada de serie, dispone de preajustes que se enfocan a diferentes géneros y con los que podremos encontrar la sonoridad que más nos convenga de acuerdo con los contenidos.

Pros y Contras

LO MEJOR

Su excelso diseño, que desarrolla el concepto 360 y su uso como tablet bastante manejable.

Pantalla mucho más brillante que cualquier portátil doméstico.

Calidad de audio sobresaliente.

Respuesta del teclado.

Características de seguridad.

Autonomía correcta.

LO NO TAN BUENO

Ausencia de USB A y distribución de los dos USB C

Ventiladores de pequeño diámetro.

Cierto lag que se percibe al utilizar el touchscreen fuera del modo tablet.

Pese a todo, posiblemente hemos analizado el mejor convertible Windows que hay en visibilidad en exteriores, sensaciones hápticas, calidad de sonido, y seguridad.

El HP EliteBook X360 1020 G2 se puede encontrar en la tienda oficial por un precio de partida de 1.692,79 euros.

Agradecimientos: HP España por la cesión del equipo para su revisado.

Si no quieres perderte ninguna novedad, únete a nuestro canal de Telegram: https://t.me/feelingthenet