Apenas lleva unas horas de vida el CES 2018 y ya es una realidad palpable —nunca mejor dicho— una de las noticias más esperadas, probablemente, de los últimos meses: el sensor de huellas integrado en pantalla.

BBK Electronics Inc.

No. No ha sido Samsung, ni Apple ni Huawei. Vivo, el fabricante chino que forma parte del conglomerado BBK Electronics de Cantón el cual, además de esta marca, comprende otras dos superventas: Oppo y OnePlus, es el elegido para el lanzamiento mundial del tan ansiado sensor montado en un modelo de smartphone de 6 pulgadas de diagonal de pantalla y relación 18:9 que empezará a comercializarse…mañana, 10 de enero, aunque aún no se sabe a qué mercados va dirigido ni cuál será su precio. Por no saber, ni siquiera conocemos cuál será su nombre.

Vivo: «desbloqueando el futuro»

En principio, Vivo había vinculado el lanzamiento de esta tecnología al gigante norteamericano Qualcomm. En junio de 2017 —en el marco del MWC de Shanghai—, se mostró un prototipo.

Sin embargo, hace unas semanas, la empresa con sede en Dongguan sorprendió a propios y extraños al anunciar su asociación con Synaptics, el fabricante estadounidense líder en desarrollo y suministro de soluciones de interfaz humana para dispositivos electrónicos. Si estás leyendo esto desde tu portátil, casi con toda seguridad el touchpad del mismo ha sido elaborado por ellos. Y, desde luego, el sensor de huellas de tu terminal.

Sensor en pantalla

Finalmente, de la mano de los californianos es como ha llegado la innovación al Centro de Convenciones de Las Vegas. Y es que, era un secreto a voces. En diciembre, Synaptics había avanzado que hasta 70 millones de unidades de sensores de huellas dactilares en pantalla, los Clear ID FS9500, estarían disponibles para este 2018

La tecnología empleada

Según han desvelado los responsables de Vivo y Synaptics presentes en Nevada, el sensor se encuentra entre la protección de vidrio y un delgado panel OLED.

Sí, la pantalla debe ser OLED, ya que el lector funciona escaneando la epidermis a través de las brechas que dejan los pixeles apagados. De manera que las LCD, al iluminar de forma continua estos píxeles no son adecuadas, para incorporar la nueva tecnología.

Puede situarse bajo capas de hasta 1.5 mm de espesor —lo que incluiría protectores de pantalla— dicen desde Synaptics. También aseveran que es capaz de funcionar con los dedos húmedos o ateridos de frío.

Las primeras experiencias

Algunos de los primeros probadores comentan que la experiencia con el terminal innominado de Vivo es «un tanto desconcertante».

Según Vlad Savod, de The Verge «la mecánica para configurar la huella en el teléfono […] y luego usarla para desbloquear el dispositivo, es la misma que con un sensor tradicional». También, sigue diciendo Savod, resulta «altamente intuitiva»

Sin embargo, los tiempos requeridos para estas acciones tan familiares, son más prolongados que en los sensores al uso. Esto, en sí mismo, no debería ser un problema para el usuario. Lo que sucede es que, a día de hoy, y teniendo en cuenta la rapidez con la que operan los lectores de huellas que incorporan los terminales (quien tenga un Huawei sabrá de qué estamos hablando), la diferencia se hace muy evidente.

Sensor en pantalla
Imagen propiedad de Vivo Inc.

«Esta es, probablemente, la tecnología con la que Synaptics y Samsung colaboraron para el Galaxy S8 —asegura Savod—, hasta que se hizo evidente que no estaría lista a tiempo».

Os garantizamos que seguiremos informando de todo lo relacionado con esta noticia y las que se puedan producir en los próximos días.

Fuentes: The Verge; Gadgets 360; Synaptics Inc.; BBK Electronics Corporation

¡Comparte, si te ha interesado! Gracias

Si no quieres perderte ninguna novedad, únete a nuestro canal de Telegram: https://t.me/feelingthenet