«Lo bueno de la industria tecnológica es que estamos construyendo cosas nuevas»

Larry PageCEO de Alphabet Inc. Co-fundador de Google Inc. y Alphabet Inc.

Si bien en este 2018 no disfrutaremos ―aún― de muchos de los grandes avances que se vienen fraguando desde tiempo atrás; unos con artificio, otros más discretamente, sí que nos convertirá en espectadores de una buena cantidad de posicionamientos estratégicos dentro del sector. Posturas encaminadas a transformar en realidad el mundo de las promesas.

En las últimas horas, CNET informó de que 18 operadoras de todo el orbe (Verizon en EE. UU., Vodafone en Europa o Telstra en Australia) y 19 fabricantes de dispositivos móviles (HTC, Xiaomi, o Sony) se han comprometido a iniciar, a lo largo del presente año, las pruebas para poner en marcha las redes 5G en 2019.

Del LTE al Módem X16 de Qualcomm

A fines de enero, Chunghwa Telecom, principal empresa de telecomunicaciones de Taiwán, organizó un evento en torno al futuro del 5G y lo que el gobierno de la isla denomina Taiwan 5G Alliance. Este representa un esfuerzo combinado de fabricantes y proveedores de redes para la implantación de la tecnología. Dicha reunión contó con la asistencia de compañías como Nokia, Asus y HTC.

Esta última dejó «entrever» un dispositivo que, a todas luces, parece ser el nuevo flagship de la marca, el U12.

Aunque se presentó en la mencionada cita no va a usar tecnología 5G, sino LTE Gigabit ya experimentada en el U11.

Redes 5G
Supuesto HTC U12. Propiedad de Sogi.com

El protocolo LTE era la evolución del 3G, pero sin llegar a alcanzar el estándar 4G. El advenimiento del LTE-Advanced, sí lo hizo equiparable a una red 4G. De manera que, ambos, se pueden usar de forma indistinta.

El LTE Gigabit, evolución a su vez del Advanced, incluye el Acceso Asistido con Licencia o LAA. Esta tecnología combina LTE-U, versión no convencional de LTE que opera en cualquier banda de frecuencia sin necesidad de licencia, junto a la banda 5 Ghz de Wifi.

Durante 2017 los móviles «Gigabit» fueron posibles gracias al Snapdragon 835, que incorpora el módem X16 capaz de alcanzar velocidades de descarga en torno a 809 Mbps.

El Módem X50… de Qualcomm

El aspecto medular se encuentra, ahora, en el X50. Este nuevo módem del fabricante norteamericano está diseñado para manejar grandes cantidades de datos a grandes velocidades.

El módem es aquel componente del microprocesador diseñado para que podamos conectarnos a la Red. Determina, asimismo, la velocidad de tal conexión. De manera que, un módem «lento» implica, por ejemplo, consumir más tiempo para subir imágenes, descargar música o visualizar contenidos en streaming.

Sin embargo, los sistemas que trabajen con 5G prometen realizar estas tareas hasta 10 veces más rápido que la red 4G promedio.

Esto, como es lógico inferir, significará un cambio radical en la capacidad de respuesta de los dispositivos que no sólo concierne a los smartphones, sino que potenciará otras vertientes de la tecnología de consumo como el siempre creciente y ya extenso universo de los dispositivos conectados, conocido como IoT.

Ausencias notables 

Ya os habréis percatado de que, en la lista de empresas comprometidas, no figura ninguna de las que conforman el «top 3», esto es, Samsung, Apple y Huawei.

En lo que respecta a los surcoreanos, todo parece indicar que revalidarán su compromiso con Qualcomm. Aunque todavía se desconocen los términos de tal acuerdo, esto hace más que probable que algunos terminales de Samsung se beneficien del soporte del X50.

Redes 5G
Render del supuesto Huawei P20

En cuanto a Huawei, que también colaboró con los ingenieros de San Diego (el P8 Lite está movido por un Snapdragon 616), actualmente se centra en la fabricación e implementación de sus propios chips, los Kirin.

Sirva como ejemplo el reciente 970, no sólo reservado a los flagships de la marca (Mate 10 y, con bastante probabilidad, el P20) sino que también constituye el «alma» del V10, la nueva apuesta de Honor subsidiaria de los de Shenzen.

De hecho, si nos atenemos a los resultados de los benchmarks, la división de semiconductores de los chinos es equiparable a Qualcomm en cuanto al poder computacional de sus procesadores.

El «caso» Apple vs Qualcomm

El día 5 nos desayunábamos con la noticia de que Apple tiene intención de «romper» la alianza con sus vecinos que, desde el iPhone 7, les proveían, junto a Intel, de los módems para la función de las antenas.

Así las cosas, los de Cupertino, pasarían a depender únicamente de Intel para sus futuros modelos al cumplir esta los requisitos técnicos y ofrecer velocidades de transmisión 4G mejoradas a un precio más competitivo.

Este movimiento empresarial ocurre en el contexto de una tensa situación entre ambos. Hay un frente legal abierto —desde un año a esta parte— por los royalties que Apple debería pagar a Qualcomm en concepto de licencias, a la vez que los de la manzana acusan al principal fabricante de chipsets para móviles de usar, ilegalmente, su tecnología de administración de la batería.

Hasta la fecha, sólo Sherif Hanna, director de marketing de productos 5G de Qualcomm se ha pronunciado al respecto. Hanna afirmó que «estamos dispuestos a negociar con todos […] y eso incluye a Apple».

¿Para cuándo?

Toda vez que el proyecto implica no sólo a fabricantes, sino a las operadoras; el que las redes 5G sean una realidad en algunas zonas durante 2019 no será―ni mucho menos― anecdótico.

A inicios de diciembre, la UE hizo pública la hoja de ruta del 5G. El camino que deben seguir los países miembros en los próximos años.

En España, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital detalló las bandas definitivas asignadas: 700 MHz, 1,5 GHz, 3,6 GHz y 26 GHz, además de establecer cuándo se licitará cada una.

Se espera que, tras varias fases, el desarrollo sea estable en torno a 2025. Habrá redes 5G en las principales ciudades y rutas de transporte. Conviene resaltar que el nuevo estándar no va a sustituir inmediatamente al 4G. Serán, al menos hasta 2030, tecnologías convivientes.

El otro lado

Una estimación del consumo medio de datos entre usuarios de smartphones reveló que es de casi 2 Gb por mes. Extrapolando el resultado, en cuestión de unos 5 años podría alcanzar los más de 10 Gb. Desde esta perspectiva, la instauración del 5G, se ve algo necesario.

No obstante, con la nueva tecnología, la calidad de las imágenes subidas o los vídeos que se ofrezcan en streaming va a ser mayor. Esto implica un consumo de datos más elevado que dejará fuera del mercado tarifas que oferten menos de 10 Gb.

El resultado obvio sería un encarecimiento de la factura. Sin embargo, cómo reaccionarán las operadoras que asuman la tecnología y, sobre todo, cómo repercutirá en el usuario final, es algo que sólo el tiempo es capaz de dilucidar.

Fuentes: CNET; Chunghwa Telecom Co. Ltd; Qualcomm Inc.; adslzone.net; computerhoy.com; KGI Securities; The Verge

¡Comparte, si te ha gustado! Gracias

Si no quieres perderte ninguna novedad, únete a nuestro canal de Telegram: https://t.me/feelingthenet