En 2017, Meizu, lanzó al mercado —a fines de julio, para ser más concretos— su flagship Pro 7. Modelo que vino con dos variantes: estándar y Plus. Tales terminales destacaban por incorporar una segunda pantalla trasera, un panel AMOLED de 1,9” estando regidos por chipsets de Mediatek, un Helio P25 para el estándar y el potente Helio X30 para su hermano «mayor».

Más allá de las prometedoras especificaciones o las innovaciones relativamente útiles, el dispositivo paso con más pena que gloria entre los usuarios, obviando aquellas expectativas que había generado en los meses previos. Este revés supuso un significativo descenso en las ventas globales del fabricante.

Sin embargo, la vida ―y más si se trata del devenir de la tecnología― continúa de forma arrolladora sin dar tiempo para lamerse las heridas y, ayer mismo, la compañía presentó su primer smartphone de este 2018, el M6S, una nueva incorporación al catálogo de la serie M, la división de gama media de la marca.

Características Físicas

Envuelto en un chasis de aluminio de 152 mm de altura, 72,5 mm de ancho y un grosor de 8 mm nos deja un peso en torno a 160 gramos. La lectura de sus dimensiones físicas permite inferir que estamos ante un estilizado diseño, en línea con lo que Meizu suele ofrecer.

El borde izquierdo lleva el control de volumen y una bandeja que puede albergar 2 nano-SIM o una nano-SIM y una tarjeta microSD de hasta 128 GB.

En el margen derecho, y justo debajo del botón de encendido hallamos una amplia hendidura en la que se sitúa el sensor de huella. Una localización poco usual, ciertamente, pero en absoluto novedosa. Sony lleva implementándolo en esa posición desde hace años. Si bien, en el caso de la firma nipona, se ha hecho siempre en conjunción con el botón Home.

Meizu M6S
M6S. Meizu Technology Co., Ltd.

El borde inferior ofrece la entrada USB tipo C. El altavoz queda a su izquierda y, en el extremo opuesto, el micrófono y el jack de 3,5 mm. El extremo superior del teléfono cuenta con un micrófono de cancelación de ruido.

La trasera, además de la —única— cámara principal y el flash led muestra la serigrafía con el logotipo de la marca.

En lo referente a la paleta de colores, estará disponible en negro, plateado, dorado y el azul de moda.

Hardware

Pantalla

Meizu se suma a la tendencia de los principales fabricantes ―posiblemente irreversible, a expensas de lo que Sony desvele en el MWC― de montar pantallas con marcos reducidos y un ratio 18:9.

Aquí contamos con un panel de diagonal 5,7”, con resolución HD+ (1440 x 720), una variante de los IPS. Ofrece un brillo máximo de 450 nits, lo que se antoja insuficiente para la correcta visualización a plena luz del día.

Chipset, RAM. Almacenamiento y Batería

La empresa abandona, en este modelo, a Mediatek  para colaborar, por segunda vez, con Samsung tras el Pro 5. Así, el dispositivo estrena el nuevo SoC del gigante coreano de 14 nm —presentado para la ocasión—, el Exynos 7872.

Es este un procesador de seis núcleos. Dos a 2 GHz de alto rendimiento y otros 4 de eficiencia energética a 1,6 GHz. Arropan al chip, 3 Gb de memoria RAM y dos variantes de almacenamiento interno: 32 y 64 Gb.

La batería, de 3.000 mAh, cuenta con carga rápida MCharge que, según el fabricante, podría llenar hasta el 52% del terminal en unos 30 minutos.

Cámaras

La principal es un sensor Samsung de 16 Mpx con una apertura focal f/2.0 lo que, a priori, no parece un objetivo muy luminoso. Incorpora, eso sí, una tecnología HDR desarrollada por la estadounidense ArcSoft.

La cámara frontal, de 8 Mpx, de la que desconocemos la factura, ofrece una función de mejora inteligente en el modo facial así como un «modo belleza» en tiempo real. Algo casi «obligado» cuando hablamos de un terminal de origen chino.

El «Super mBack»

La migración del sensor de huellas, con la desaparición del característico botón central que permitía controlar la navegación mediante gestos, deja huérfano al marco inferior del frontal, .

Sin embargo, la empresa de Jack Wong, ha previsto una «solución», quizá más elegante y sutil, al colocar un sensor háptico —con motor de vibración— en la parte inferior de la pantalla. Tal sensor se asocia a la función Super mBack que, aseguran desde Meizu, permite controlar el smartphone con idéntica simplicidad.

Software

El M6S parte con Android Nougat 7.1.2 corriendo bajo la capa propietaria de Meizu, Flyme, en su versión 6.2 y con un motor de Inteligencia Artificial llamado OneMind. También incorpora desbloqueo facial.

Un aspecto relativamente interesante —que ignoramos si es una realidad— lo constituye la posible presencia de un «lector de iris». Y es que, el flamante procesador de Samsung que le sirve de cerebro, permite acercar esta medida de seguridad biométrica a la gama media.

Precios y disponibilidad

Meizu M6S
M6S. Meizu Technology Co., Ltd.

Es obligado hacer notar que, hasta el momento, no existe confirmación de que la compañía vaya a extender el lanzamiento más allá de sus fronteras. Y, si lo hace, el destino también es una incógnita. Asimismo, somos desconocedores de cuál será su estrategia para el nicho de ventas en que se sitúa el M6S y en el que se hallan irreductibles competidores como el reciente Xiaomi Redmi 5A.

De lo único que disponemos, con certeza, es de la fecha de comercialización en China. Hoy, sin ir más lejos. Se hará a través de webs como global.JD.com o Meizu Mall. En cuanto al precio, para la versión de 3Gb/32Gb son 999 yuanes (alrededor de 125 euros) y para la de 3Gb/64 Gb, 1.199 (unos 150 euros).

Fuentes: Gizmochina; Meizu Technology Co., Ltd.; Samsung Electronics; gsmarena.

¡Comparte, si te ha gustado!

Gracias

 

Si no quieres perderte ninguna novedad, únete a nuestro canal de Telegram: https://t.me/feelingthenet