Según la leyenda que escojamos, la tradición de otorgar a cada recién nacido un animal según su año de alumbramiento (conformando los 12 signos del Zodiaco Chino), procede de Buda, del «Emperador de Jade», o de Huangdi (2698 al 2598 a. C.), primero de los cinco emperadores míticos, conocido como «Emperador Amarillo».

Sea como fuere, el caso es que, desde hace milenios y en ciclos de 12, cada nuevo año chino se acompaña del nombre de una criatura del Reino Animal. Así, este 2018 es el año del Perro de Tierra.

Con todo nuestro respeto hacia la tradición cultural de Oriente, nos atrevemos a proponer que, en el universo Android, empecemos a hacer algo similar con relación a los smartphones. De esta manera, 2016 podría haber sido el año de los Phablets o de la Doble Cámara; a 2017 lo denominaríamos, sin duda alguna, el año Todopantalla o bezel-less; y al presente, el del notch o la IA.

LG G7 ThinQ. Otro con «Inteligencia Artificial»

Durante el MWC, LG presentó una «renovación» de su flagship V30, a la que llamó V30S ThinQ. Aquí os lo hemos contado.

Pues bien, parece que ese curioso «apellido» que hace referencia a las capacidades tecnológicas para la IA, heredadas de su línea de electrodomésticos, llegará al inminente G7.

Según ha hecho público LG Electronics en un comunicado, el nuevo representante de la familia G se presentará de forma internacional en Nueva York, el 2 de mayo, y en Seúl el día 3.

LG G7 ThinQ
Supuesta imagen del G7. Propiedad de YNET

Dicha nota, aparecida en la web del fabricante coreano, hace hincapié en la integración de la IA con las necesidades del usuario. Para ello el terminal estará equipado con «Voice AI» que permitirá interactuar por medio de «comandos de voz»; o sea, una vuelta de tuerca más a la funcionalidad de Google Assistant. Para mejorar la eficiencia en la captura de imágenes ofrece «AI Cam» que detectaría objetos y escenas para cambiar los ajustes; y, aunque no se explicita, todo parece indicar que será un trasunto de lo realizado por Huawei en la línea Mate 10 y, ahora, en los P20. La auténtica «revolución» llega de la mano de la «Empathy AI», que podríamos traducir como IA empática y que promete una mayor capacidad de interacción con «otros dispositivos».

Ha Jeong-Wook, vicepresidente de la mobile division cuando el fiasco del G5, se ha pronunciado al respecto:

«Habida cuenta que los fabricantes, hasta la fecha, se han volcado en acumular funciones que la mayoría de consumidores pocas veces utilizaba; es momento de implementar soluciones que les permitan hacer un uso eficiente de ellas. Para ello, vamos a mostrar una usabilidad nunca vista, concentrándonos en la tecnología de IA»

Especificaciones (presuntas). Otro con «notch»

Pues sí. El frontal del G7 traerá la dichosa «muesca» que, al igual que ocurre con el P20 Pro, podrá ser escamoteada vía software. O sea, generando una barra oscura en la parte superior del panel que emula un marco. En la escotadura, como de costumbre, se sitúan la cámara selfie, altavoz y sensores.

La pantalla, una LCD de 6”, resolución 2K (3120 x 1440) y relación de aspecto 18,5:9, incorpora mejoras notables. Posiblemente la más importante sea la que atañe a la mayor densidad de píxeles blancos, lo que otorga un plus de brillantez alcanzando casi el doble que la del G6; amén de colores más vívidos ¿Significa esto que el drenaje de la batería de 3.000 mAh será mayor? Pues lo cierto es que la implementación de la tecnología M+ para lograr las mejoras en el panel ―tecnología que comparte con los nuevos televisores de la marca― no penaliza el consumo de la pila.

El «Sistema Nervioso Central»

Con toda seguridad se trata del último SoC de Qualcomm, el Snapdragon 845; y vendrá acompañado de 4 Gb de RAM y 64 de almacenamiento interno. Se espera una versión superior en algunos mercados de 6/128 Gb.

Las cámaras

El G7 contará con una doble cámara trasera de 16 mpx. Al igual que en modelos de 2017, la configuración es de un sensor RGB con un focal f/1.6 y otro gran angular con un campo de visión de 107 grados, 18 menos que en el G6. Si bien, en este caso su disposición podría ser vertical, al modo de la familia P20. La cámara «principal» tendrá compatibilidad HDR de 10 bits para una mayor captura de color, al igual que sucede en el V30.

Por supuesto la fiesta no estaría completa sin un «modo retrato» solvente; en este caso parece que será al más puro estilo Samsung. Es decir, no solo permitirá al usuario activar la función antes de tomar la foto, sino que ofrecerá la opción de desenfocar el fondo una vez obtenida la instantánea.

De la cámara delantera se rumorea que es un sensor de 8 mpx, del que se desconoce casi todo. En cualquier caso, desde el punto de vista fotográfico, es suficiente con que sea un poco mejor que el desastre de su antecesor para que resulte «pasable».

Biometría   

El lector de huella permanece en la trasera. Pero una patente, desvelada por Gizmochina, que muestra un sensor que actúa como cámara frontal y escáner de iris podría llegar al G7. No hay LED de infrarrojos sino un único módulo que se puede usar tanto para selfies como para desbloquear el dispositivo.

LG G7 ThinQ
Propiedad de GizmoChina.

Aunque en los renders publicados por TechRadar, el dispositivo está embutido en un estuche; en el canto izquierdo resalta un botón cuya funcionalidad —es de imaginar— será lo último que se revele. ¿Un Bixby a lo LG?.

LG G7 ThinQ
Propiedad de TechRadar.

Lo que parece fuera de toda discusión es la certificación IP68. Un estándar que debería ser «obligatorio» para dispositivos que, sobre todo por precio, se posicionan en la gama premium…o pretenden hacerlo.

Audio

Desde el V30, una de las obsesiones de los coreanos ha sido cuidar la forma, y calidad, en que sus terminales emiten o captan el sonido. Por suerte, otros fabricantes también han emprendido ese camino; y ya es frecuente comprobar que nuestros smartphones, aunque estén un peldaño por debajo de los flagships, no suenan como una banda de latas.

Por eso no constituye una sorpresa la inclusión de un sistema, Boombox, para el G7. Este nuevo aditamento aprovecha el cuerpo del terminal como si de una caja de resonancia se tratase; es decir, el teléfono amplifica la señal de audio en su interior, antes de que salga por el altavoz; el cual, por cierto, es mayor que en anteriores versiones . El resultado, sobre el papel y contando con Quad DAC, promete mayor potencia, especialmente en las tonalidades graves.

Otra funcionalidad relacionada es el reconocimiento de voz de campo lejano. Una de las novedades que se implementarán en conjunción con Google Assistant. De esta manera, el G7 podrá «oír» al usuario desde algo más de 5 metros de distancia.

Nos vemos en mayo

¿Será este, el smartphone que recuperará a LG después de la debacle del G6 y los discretos resultados del V30? Pues, visto lo visto, no se puede descartar. Sin embargo, alumbrar un nuevo dispositivo, en cualquier gama, pero sobre todo en la posición más elevada de la tabla y después de lo presentado, supone una aventura. Tanto Samsung como Huawei, han dejado el listón muy alto para los de las Twin Towers de Seúl. Por no mencionar el empuje de Xiaomi o el éxito que suele acompañar a los flagships de OnePlus, cuyo número 6 también está a las puertas.

Es indudable que, desde el punto de vista técnico, LG sabe cómo crear productos de calidad. La cuestión es ofrecer algo que lo haga diferenciarse de su competencia directa que, también, fabrica dispositivos «redondos». Sea una experiencia más usable de IA, un apartado fotográfico que sorprenda o un diseño rompedor, LG ha de orillar al G7 al concepto de «distintivo» si quiere tener una oportunidad en el mercado internacional.

Fácil no será. Pronto comprobaremos cuánto han aprendido de los errores y, si tal aprendizaje, repercute positivamente en su cuenta de resultados.

Como dijo Benjamin Franklin, las dos únicas certezas que tenemos en la vida son… la muerte y pagar impuestos.

Fuentes: social.lge.co.kr; The Verge; Engadget; TechRadar; GizmoChina; androidheadlines.

Si no quieres perderte ninguna novedad, únete a nuestro canal de Telegram: https://t.me/feelingthenet