Uno de los aspectos más prácticos que nos deja el recién terminado CES 2018 de Las vegas es el de la evolución en los dispositivos tecnológicos aplicados a la salud.

Hasta no hace mucho, los gadgets relacionados con el bienestar y control de ciertos parámetros fisiológicos se centraban únicamente en aquellos wearables capaces de «contar» nuestros pasos y las calorías quemadas, programar series de entrenamiento o realizar una medición, más o menos fiable, de la frecuencia cardiaca (ahí siguen estando marcas punteras como Garmin, Fitbit o la propia Apple)

Sin embargo, el imparable envejecimiento de la población y la progresión de enfermedades crónicas ha «obligado» a la industria a ir un paso más allá para ofrecer ―con desigual precisión― cobertura tecnológica, no sólo a los runners o los adictos al gimnasio, sino también a los rangos demográficos que abarcan a personas que han entrado en la tercera edad, sufren patologías de larga duración o tienen algún tipo de discapacidad.

Entre toda la exhibición de los citados dispositivos, hemos seleccionado aquellos que, bien porque han sido testados verificando su practicidad, bien porque suponen un salto cualitativo importante con relación al pasado inmediato nos han parecido más dignos de interés.

My Special Aflac Duck

Robot, mezcla de juguete y dispositivo médico, creado por la aseguradora estadounidense Aflac Inc y la compañía de investigación sanitaria Sproutel para apoyo de niños con cáncer. Como no podía ser de otra manera, el dispositivo es un pato, animal elegido por la compañía de Columbus en el 2000 como «mascota» para sus campañas de marketing.

CES 2018
My Special Aflac Duck. Propiedad de GettyImages

El gadget integra sensores que reaccionan al tacto y a la luz adaptándose a diferentes ambientes y ajustando su «comportamiento». Dispone de respiración y latido cardiaco.

En su pecho se encuentran: una entrada para tarjetas de memoria, en la que los niños insertan aquella que refleja su estado de ánimo, el cual es ―enseguida― asumido por el robot, y un accesorio para que el pato reciba quimioterapia, lo que permite a los infantes comprobar como su «amigo» pasa por el mismo proceso terapéutico que ellos.

Cada pato cuesta unos 200 dólares, pero Aflac los donará a los niños recién diagnosticados.

Lenovo Vital Moto Mod

Como ya sabéis, los Moto Mods son «módulos» que se conectan por medio de unos pines magnéticos a los teléfonos Motorola de la serie Z.

El Vital Moto Mod mide la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria y la temperatura corporal. También funciona como Oxímetro, es decir, midiendo la saturación de oxígeno en sangre, y proporciona lecturas de presión arterial.

CES 2018
Vital Moto Mod. Propiedad de Lenovo Group Ltd.

Toda esta información se obtiene a partir de un dedo. El inconveniente es que el Mod es excesivamente grande como para llevarlo acoplado al smartphone. Al margen de que todavía está por verificar cuán exactas son las mediciones que promete. Por otra parte, si obviamos las molestias mencionadas, nos encontramos con su más que elevado precio: 395 dólares.

UV Sense de L’Oreal

Este pequeño sensor de radiación UV, de 2 mm de grosor y 9 mm de diámetro, se puede usar en una uña, unas gafas de sol u otro elemento a condición de que esté expuesto a la luz solar.

CES 2018
UV Sense. Propiedad de L’Oreal

El sistema funciona en combinación con una app disponible para iOS y Android, que sincroniza y traduce los datos del sensor mediante NFC. La información recopilada permite a los usuarios ser conscientes de su exceso de exposición solar.

El UV Sense estará disponible exclusivamente por los servicios de dermatología durante 2018, pero se espera su lanzamiento mundial en 2019.

Kolibree Magik, el cepillo que «engaña» a los niños

Cepillo de dientes que usa un juego de realidad aumentada, Magik Mirror, para ayudar a la higiene dental de los más pequeños.

Aprovecha el seguimiento con la cámara frontal del teléfono de manera que, mientras se cepillan los dientes, luchan contra un monstruo que pretende extender la caries a través de la tierra. Para terminar con la criatura han de dispararle burbujas y, a medida que recorre la pantalla, el usuario necesita moverse y aplicar con corrección el cepillo para seguir disparando.

CES 2018
Kolebree Magik. Propiedad de Baracoda Group.

Desde la empresa gala han previsto el abuso del invento para no causar daño en las encías. Así, sólo es posible jugar 3 veces al día.

El Magik estará disponible por unos 30 dólares. Si consideramos que las principales asociaciones odontológicas recomiendan reemplazar los cepillos cada 3-4 meses, esto supone una inversión de alrededor de 120 dólares anuales; en todo caso, más barato que la endodoncia.

Somnox, el robot que ayuda a dormir.

Se trata de una almohada especial, diseñada por la empresa holandesa homónima para aquellos que padecen insomnio de conciliación, equipada con un acelerómetro, un sensor de audio y un sensor de dióxido de carbono para detectar el momento en que la persona se queda dormida.

CES 2018
Imagen propiedad de Somnox BV

Al sostenerlo contra nuestro pecho, se siente como se expande hacia adentro y hacia afuera, igual que si estuviera «respirando». Esto en teoría, provoca que nos relajemos al acompasar nuestra respiración con los movimientos del «robot».

Estará disponible el próximo otoño, por unos 550 dólares.

Fuentes: CNET; Aflac Inc; Sproutel; Lenovo; L’Oreal; Kolibree; Somnox BV

¡Comparte si te ha gustado! Gracias

Si no quieres perderte ninguna novedad, únete a nuestro canal de Telegram: https://t.me/feelingthenet