25 de febrero. Ese día, los amantes del avance tecnológico y aquellos gadgets que lo incorporan, en especial smartphones, lo tenemos marcado en el calendario no sólo por ser la jornada de inauguración del MWC 2018, que también; sino porque estamos convocados a una cita ineludible con Samsung. Y es que, como todo el mundo sabe a estas alturas, se desvelará el nuevo flagship del gigante surcoreano, el S9 en sus dos variantes, estándar y plus (+).

Quizá te interese: ¿SERÁ ASÍ EL NUEVO GALAXY S9? 90% PANTALLA!

Ya desde bastante antes de que se hiciera oficial la fecha de lanzamiento, las especulaciones, rumores y renders sobre el terminal no han cesado de ocupar minutos de vídeo y páginas web a lo largo y ancho del mundo.

Con la llegada, hace unos días, de las invitaciones al evento, la competición por aportar nuevos datos sobre las características del dispositivo antes de su «puesta de largo» ha entrado en su recta final sufriendo, al mismo tiempo, un crecimiento exponencial en la red.

Cámara S9
Invitación oficial de presentación del Galaxy S9. Samsung Electronics

El turno de la cámara

Si en un principio el foco de interés se localizó en el diseño, con el tiempo (y asumiendo que Samsung mantendrá una línea continuista con el S8) se ha ido desplazando hacia el interior del dispositivo.

Ya sabemos, con casi total seguridad, que su «cerebro» será el nuevo chip Exynos 9810, al menos en el mercado europeo. Mientras, es de esperar que su distribución en Estados Unidos y otras zonas del planeta, venga de la mano de Qualcomm y su flamante Snapdragon 845.

Sin embargo, la ―única― frase que se ha incluido en los anuncios del S9: The Camera. Reimagined, es toda una declaración de intenciones por parte de Samsung y no deja mucho lugar a la especulación sobre cuál es la parte del terminal en la que más se han esmerado los ingenieros de Seúl.

Super slow motion y doble sensor

En la web de Samsung Electro-Mecanichs —la división de semiconductores— se hicieron públicos, a finales de junio de 2017, en el MWC de Shanghai, los detalles de nuevos sensores fotográficos .

Los sensores desarrollados por Samsung desde 2014 corresponden a la denominación ISOCELL. Son evolución de los BSI-CMOS y la principal competencia de los Exmor de Sony. Se dividen en 4 familias: Bright, Fast, Slim y Dual.

Cámara S9
Render de S9 y S9+. Propiedad de PhoneArena

Según los (pen)últimos rumores, el S9 montaría un ISOCELL Fast con enfoque automático más rápido, incluso en condiciones de baja luz. Además, permite grabación de vídeo en cámara lenta a 480 fps en resolución 1080p. Esta capacidad es un avance con respecto al S8 y al Note 8, que alcanzan 240 fps a 720p. Aunque se queda lejos de los 960 fps a 720p que ofrece Sony en el Xperia XZ Premium.

Otro sensor, ISOCELL Dual, estaría pensado —en principio— para incorporarse al S9+ como una doble cámara principal. Dispone de zoom óptico, mejoras en el ajuste del contraste como Smart WDR que utiliza múltiples exposiciones en una sola toma para proporcionar mayor detalle y detección de profundidad para efecto Bokeh.

Apertura variable

Todo esto se concretaría en una cámara de 12 mpx, con OIS, muy fina: 0.9 μm. Con tecnología Tetracell que combina 4 píxeles en uno —grande— para mejorar la sensibilidad en entornos con baja luz y apertura variable, de f/1.5 f/2.4

 

No creemos que los coreanos —como afirma CNET— se hallan quedado «más de un año por detrás de sus rivales, Apple, LG o Sony, en lo que respecta a la tecnología de cámara». Lejos de ser «fanboys», el hecho es que tanto el S8 como el Note 8 han sido calificados, en el apartado fotográfico, entre los mejores terminales de 2017 por la inmensa mayoría de analistas.

Lo que supone la información precedente es una evolución, más que una revolución. Hoy día, los resultados en rendimiento, VR o AR entre dispositivos de gama alta son cada vez más próximos por lo que, los fabricantes, han de centrarse en aquellas vertientes de los smartphones que todavía dejan algo de margen para innovaciones que puedan marcar la diferencia.

De momento, y como resulta lógico, Samsung guarda un escrupuloso silencio al ser requerido para que confirme lo mencionado.

¿Sabías qué…? Samsung se fundó en 1938 como compañía de exportación de alimentos (principalmente fruta y pescado seco). No fue hasta casi 40 años después que entró en el mundo de la tecnología. Su primer PC, el SPC-1000 salió al mercado en 1982. Llevaba un procesador Z80 de 4 Mhz y usaba un intérprete de BASIC, así como la capacidad de cargar datos desde cintas de casete. Disponía de gráficos de «alta» resolución , salida de vídeo de 9 colores y sonido de 3 canales. Un ordenador relativamente avanzado para su época en comparación con los Sinclair o Commodore.

Cámara del S9
Anuncio del SPC 1000 de Samsung. 1982

¡Comparte, si te ha gustado! Gracias

 

Si no quieres perderte ninguna novedad, únete a nuestro canal de Telegram: https://t.me/feelingthenet