Tras la marea del ultimo MWC, llega la «resaca» y es buen momento para sacar algunas conclusiones.

Vamos a intentar, a partir de los resultados que nos deparó la reunión más importante del año del sector, dilucidar algunas de las líneas maestras que podría seguir la industria del móvil durante este 2018 para recuperar terreno.

Y es que, aunque parezca lo contrario, las ventas a nivel global de smartphones durante el cuarto trimestre de 2017 han sufrido un retroceso del 5,6% con relación al mismo período de 2016, según informe de Gartner Inc. Se trata de la primera disminución interanual desde que la consultora con sede en Stamford comenzó a monitorizar el mercado de la telefonía allá por 2004.

Las razones no son sencillas, ni tampoco es este un foro adecuado. Podemos hacernos eco, todo lo más, de un par de factores que, según el director de investigación de Gartner, Anshul Gupta, podrían haber influido en la desaceleración mencionada.

El primero hace referencia al aumento exorbitante de precios en la gama alta premium durante 2017. Incremento que ―como sabemos― continúa en el presente ejercicio. Sin embargo, la «división de honor» de los smartphones se ha resentido ―siempre en términos globales― en menor medida que el resto (Samsung, por ejemplo, un 3,6%), ya que muchos consumidores buscan hacerse con terminales que ofrezcan lo último en conectividad, fotografía, experiencia multimedia… Es decir, dispositivos que se deprecian más lentamente. Y esto nos lleva a la segunda razón. El usuario, una vez que consigue su flagship, pretende mantenerlo el máximo tiempo posible prolongando lo que Gupta llama el «ciclo de reemplazo».

Hablemos del diseño

Hoy lo que «vende» es el concepto de pantalla infinita o todopantalla, inaugurado hace un año por Samsung y LG (aunque, hablando en puridad, lo que se dice pioneros en esto de reducir los «marcos» fueron Sharp y Xiaomi). Y, acompañando a la estilización de los bordes, se une el cambio en la relación de aspecto de la pantalla, o ratio. Una forma técnica de explicitar la proporción entre altura y anchura del panel.

MWC 2018
Sharp Aquos Crystal

Los «18:9»

En estos momentos, apostar por una ratio 16:9, el «estándar» hasta hace un año, es ―cuando menos― arriesgado para todo nuevo terminal con pretensiones. Podréis pensar que se trata de una exageración, habida cuenta que un reciente flagship como el Mate 10, cuya variante «normal» no ha modificado la relación de aspecto, tuvo una más que excelente acogida, tanto por la prensa especializada como por los consumidores. Sin embargo, este ejemplo, al margen de que atañe a un gigante de la talla de Huawei, tampoco es demasiado representativo. El volumen de negocio para el teléfono se sustenta más en la variante pro, la que sí ha recibido un panel 18:9 que en la continuista.

MWC 2018
Xperia XZ2

Incluso Sony ha terminado por abandonar al inveterado OmniBalance en sus flamantes Xperia XZ2 fulminando los marcos tan distintivos y plegándose a la ratio 2:1 Univisium inventada por Storaro en el 98.

El polémico «notch»

Otra adopción estética, que gana terreno en el mundo Android, es el «notch» o «ceja». Si bien con desigual funcionalidad y fortuna, según la marca. El caso es que ahí están móviles como el recién ASUS Zenfone 5, el prototipo de Ulefone o los inminentes Xiaomi Mi Mix 2S, LG G7, Huawei P20 y OP6. Por no hablar de la pléyade de dispositivos «orientales» que proceden de marcas expertas en la cosa del plagio y en las que, la muesca, es meramente testimonial.

MWC 2018
Render Mi Mix 2S.

En este caso, si bien la originalidad de incorporar la escotadura corresponde a un terminal «androide», el Essential Phone de Rubin, los que la han popularizado —hasta el punto de que muchos medios les atribuyen la paternidad—, han sido los ingenieros de la manzana. Lo irónico aparece al ver que, aquello que inicialmente provocó críticas o rechazo (incluso entre los fanboys de Apple) cuando no burlas, terminará por semi-imponerse en gran parte de los smartphones movidos por el sistema operativo de Google mientras, en Cupertino, ya piensan en su retirada. Bien durante este año o en el próximo ejercicio, según informa ET News.

MWC 2018
Render OP6.

Hardware y Software. El «boom» de la IA

Aquí las cosas están, a la vez, claras y enmarañadas. El lado más confuso atañe a aspectos como la convivencia de chipsets de distintas generaciones y hasta de diferentes proveedores dentro de la misma marca, extrañas combinaciones de RAM y ROM, desigual distribución de las versiones de Android (la fragmentación) enterrados en forks más o menos funcionales o las performances acerca de sensores bajo pantalla que sólo aparecen un fugaz momento, como el tesoro al final del arco iris de las leyendas irlandesas.

La vertiente más meridiana, por el contrario, es la arribada de un tren al que todos parecen querer subirse. El desarrollo de la IA.

Es lógico que en la feria anual más importante del móvil se hable de eso, de teléfonos móviles. Sin embargo, la ocasión no es desaprovechada por fabricantes, intermediarios, desarrolladores o informantes para organizar foros en los que debatir acerca de innovaciones, tecnológicas y empresariales, establecer alianzas, dar a conocer accesorios o anunciar nuevas variantes de aplicaciones o su popularización.

En esto, Google, se ha llevado la palma durante y después del MWC.

Google Lens y el Proyecto «Life Tags»

Los de Mountain View se han tomado a pecho lo referente a la implementación de la IA en su Sistema Operativo. Un paso importante es la liberación progresiva de su herramienta Google Lens, a través de Fotos ―fundamentalmente― y Google Assistant, a los terminales Android, no sólo a los Pixel, para quienes estaba reservada. Incluso, puestos a extenderla, han anunciado que también estará disponible para iOS en un futuro próximo.

MWC 2018
Google Lens. The Verge

Lens es una app que, gracias al análisis de la imagen, es capaz de extraer información sensible para la ocasión. Desde un tipo de comida o planta, la datación de un edificio o la raza de un perro hasta creación de contactos partiendo de una tarjeta de visita, conexión a redes wifi, etc. La funcionalidad dista de ser perfecta aún, pero supone un gran potencial que, ahora, las marcas pueden explotar. Especialmente aquellas que integran coprocesadores neuronales artificiales. Ya que sus redes se utilizarán para tareas de detección e identificación y la mejora de precisión del OCR.

Un nuevo proyecto, sin embargo, está viendo la luz desde las instalaciones de Google. El Life Tags. Se basa en la digitalización para que el usuario, por medio de etiquetas inteligentes y algoritmos de aprendizaje automático, disponga del archivo fotográfico de la extinta revista Life. Archivo que cuenta con más de 6 millones de instantáneas que son historia del siglo XX.

MWC 2018
Portada de Life. 1969

A modo de epílogo

Estos son algunos puntos clave del recién clausurado MWC que os hemos querido aproximar. Intentamos dar una visión global del evento, al margen del análisis de terminales o la cobertura de las grandes presentaciones. Somos conscientes de que, con seguridad, nos hemos quedado cortos en muchos aspectos y habremos errado en otros. En todo caso, esta reflexión, se nos antojó necesaria. Sólo el futuro corroborará, o no, cuán ciertas pueden ser algunas apreciaciones aquí vertidas.

Un ejemplo de movimiento que nos ha pillado con el paso cambiado ha sido la liberación de la primera beta de Android P. Ya os habíamos hablado de él hace unas semanas, cierto, pero no se esperaban movimientos tan pronto. Al menos hasta la conferencia Google I/O 2018 del mes de mayo. Seguiremos muy de cerca su evolución, desde luego.

Fuentes: FTN; etnews; The Verge; Alphabet Inc.; Gartner Inc.; MacDailyNews; elespanol.com; 9to5google; DigitalTrends.

¡Comparte, si te ha gustado! Gracias.

Si no quieres perderte ninguna novedad, únete a nuestro canal de Telegram: https://t.me/feelingthenet